Saltar al contenido

Trucos con calculadora científica | Mejores trucos sencillos

Hemos recopilado un grupo de trucos sencillos que te servirán para hacer mas fácil el uso de tu calculadora científica, Con ellos vas a ahorrar tiempo y evitarás posibles errores. Te revelamos estos consejos prácticos para introducir en una calculadora científica básica, como los modelos de la marca Casio.

Trucos sencillos: Configurar el tipo de ángulo que usarás

Para llevar a cabo variedad de cálculos en donde los ángulos se tienen que medir en determinadas unidades, debes hacer el cambio de modo.  En casi todas las calculadoras Casio  se presiona la tecla MODE hasta que veas aparecer un menú que indica tres opciones Deg – Rad – Gra, cada una con un número correspondiente.

Trucos

Si pulsas 1, ves aparecer una letra D mayúscula en la parte de arriba de la pantalla, así la calculadora trabaja con grados sexagesimales. En este caso, una circunferencia equivale a 360º.

Cuando pulsas el número 2, aparece una letra R mayúscula en la parte de arriba de la pantalla. La calculadora estarás trabajando con radianes. Es cuando la circunferencia se encuentra dividida en 2π radianes.

Por otro lado, al presionar el número 3, aparece una letra G mayúscula en la parte superior y la calculadora estará trabajando con grados centesimales, es decir, la circunferencia se divida en 400º. Cuando la calculadora es muy avanzada, entonces la opción esta en SETUP. Pulsa 3 para sexagesimales, 4 para radianes y 5 para centesimales.

Pasar de ángulo en grados a radianes y viceversa sin cambiar configuración

Pasar a ángulos en grados cuando la calculadora está en radianes o viceversa, sin cambiar la configuración, es posible. La calculadora viene programada de fábrica en grados sexagesimales. Si quiere hallar el seno o el coseno de un ángulo en radianes y no quieres cambiar el modo, entonces haz el cálculo y cambian  grados sexagesimales nuevamente.

Muchas de estas calculadoras incluyen el botón DRG (por lo general sobre la tecla ANS como función secundaria). Este botón permite indicar a la calculadora el ángulo con el que deseas que trabaje en ese cálculo específico. No importa cómo esté configurada.

Los paréntesis finales no son tan necesarios

En los cálculos anidados, es común que se abran varios paréntesis. Según el conocimiento popular, se cree que es necesario cerrar cada uno de los paréntesis. Pero esto no es cierto en todos los casos: Si los paréntesis se ubican al final y no irán seguidos de nada más, entonces no tienes por qué cerrarlos.